¿Qué es un préstamo y para qué sirve?


Un préstamo es una transacción financiera en la que se entrega una suma de dinero a cambio de que el prestatario se comprometa a devolverlo en un plazo determinado y a pagar las comisiones, gastos e intereses acordados.

Sin financiación externa, la actividad económica es imposible de sostener. Los particulares y las empresas necesitan dinero de alguien, generalmente de una institución financiera, para cumplir sus objetivos personales y profesionales. Aquí es donde entran los préstamos personales, que dan una determinada cantidad de dinero a cambio de la promesa de devolverlo en un plazo determinado y a un tipo de interés determinado. En otras palabras, pedir un préstamo implica asumir una responsabilidad de ingresos futuros.

Estos son los temas que hay que entender en el ámbito de los préstamos:

  • La persona que presta dinero se conoce como prestamista.
  • Prestatario: es la persona que recibe el préstamo.
  • El avalista es la persona que se compromete a asumir la responsabilidad del préstamo si el prestatario no lo hace.
  • La cantidad de dinero entregada al prestatario por el prestamista se denomina capital.
  • El tipo de interés. La comisión que el prestatario paga por el dinero que se le transfiere.
  • Cuota: cada uno de los elementos del préstamo que el prestatario debe pagar de forma periódica, generalmente mensual, hasta saldar la deuda.
  • Plazo de amortización El periodo de tiempo durante el cual se debe devolver el dinero prestado. Además del tipo de interés, el prestamista cobra al prestatario una comisión por diversos servicios.
  • Las garantías son los bienes o derechos que los prestatarios ceden al préstamo en caso de impago.
  • El periodo de carencia es el periodo durante el cual no se realizan pagos para devolver el principal, sólo los intereses.